08 AUG 2009 General News 8 de Agosto de 2009

Preparado cuando de verdad cuenta – Yego sabe cuando debe estar en forma

Alfred Kirwa Yego celebrates winning gold in the men's 800m (Getty Images)Alfred Kirwa Yego celebrates winning gold in the men's 800m (Getty Images) © Copyright

Berlín, AlemaniaEl vigente campeón del mundo de 800 metros, el keniano Alfred Kirwa Yego, puede que haya dominado sólo una carrera este año pero no debemos infravalorar las posibilidades del atleta de 22 años a la hora de defender su título conquistado en Osaka.

Si volvemos la vista atrás a 2007, el escenario es similar. En aquel entonces un corredor semidesconocido consiguió incorporarse al equipo keniano tras finalizar tercero en los Trials de selección por sólo tres centésimas de segundo.

Después de no haber dominado ninguna carrera ese verano antes de su llegada a Japón, consiguió dominar su serie y semifinal por delante de sus rivales antes de conquistar el oro en la final más apretada de los Campeonatos del Mundo en la distancia de las dos vueltas a la pista.

Sumando un punto

Yego ha desarrollado a lo largo de los años la habilidad de ponerse a punto para la ocasión, como demostró en el Campeonato del Mundo Júnior de la IAAF de 2004, cuando dejó en el camino a un buen número de duros oponentes para conquistar la plata con una marca personal en aquel entonces de 1:47.39.

Después de conquistar el título mundial en 1:47.09, venciendo por solo una centésima de segundo sobre el canadiense Gary Reed, completaba su colección de medallas consiguiendo el bronce el año pasado en los Juegos Olímpicos.

La plaza en el pódium de Pekín demostró a sus críticos que, si bien el oro fue para su compatriota Wilfred Bungei, él no era solamente el rayo de luz que sólo golpea una ocasión en la recta de llegada.

"Me he preparado muy bien para defender mi título. Fue fantástico vencer en 2007 y sé que mucha gente pensó que aquello era una sorpresa pero me probé a mi mismo tras conquistar la medalla de bronce en Pekín, aquello fue un gran logro", dijo Yego.

"Siempre me marco como objetivo llegar bien preparado a los Campeonatos del Mundo y a los Juegos Olímpicos. Estas son las dos competiciones más importantes y pienso que si un atleta lo hace bien en ellas, entonces consigue un gran logro comparado con otras competiciones".

He admite sonriendo que no ha hecho nada espectacular este verano, figurando en el puesto 22 del ránking mundial del año en 800 metros a comienzos de Agosto y siendo sólo el sexto keniano más rápido. Su única victoria del año llegó en la prueba de la ÅF Golden League de Roma el 10 de julio cuando marcó la que es su mejor marca del año de 1:45.23. Sin embargo, estas estadísticas no le desaniman.

"Siempre he seguido mi plan de no correr demasiadas pruebas antes de Berlín porque quiero llegar allí en buena forma. Mi objetivo nunca ha sido estar en mi mejor momento en las reuniones del Grand Prix", añadió Yego.

Puntos de presión

Yego reconoce que ha sido más popular tras su victoria en Osaka e incluso mucho más tras su tercer puesto en Pekín.

"A estas alturas del año pasado, no estaba nervioso por integrar el equipo keniano a pesar de que no había garantías de que iba a ser seleccionado para los Juegos Olímpicos incluso sabiendo que yo era el campeón del mundo. Sin embargo, estaba seguro de que formaría parte del equipo.

"Sin embargo, ahora hay una gran presión sobre me, incluso en los Trials, en los que ya tenía la clasificación en el bolsillo. Aquello fue casi como un Campeonato del Mundo, (David) Rudisha estaba allí y también muchos otros corredores muy buenos. Todo el mundo quería formar parte del equipo y fue muy difícil clasificarse y todo el mundo quería batir al campeón del mundo.

"En un principio iba a correr los 1.500m en los Trials pero pensé ‘estoy en buena forma, mi programación va bien, vamos a correr los 800 metros y probarme a mi mismo".

Yego admite que el hombre que le convirtió en campeón del mundo fue el joven entrenador italiano Claudio Berardelli, que trabajaba para el manager de Kirwa Yego Federico Rosa, que también guió los pasos hasta el oro en el Campeonato del Mundo y los Juegos Olímpicos de Janeth Jepkosgei y Nancy Jebet Lagat.

Con 19 años en 2006, Yego corrió en 1:43.89 que todavía sigue siendo su marca personal, pero Berardelli identificó el hecho de que él todavía necesitaba la resistencia oportuna para superar tres rondas en los grandes Campeonatos si quería hacerse un nombre en el atletismo.

"Él (Berardelli) llegó a mi con un nuevo programa de entrenamiento a comienzos de 2007. Entre 2004 y aquel año pienso que no había hecho mucho pero entonces tuve que entrenar y correr como un loco. Estoy seguro de que esta es una de las razones por las que ahora lo hago tan bien", bromeó Yego con una amplia sonrisa en su cara.

"Suelo abandonar la pista muy cansado después de los entrenamientos pero él siempre me dice que he conseguido grandes cosas. Fui a Osaka y vencí por tanto creo en este programa de entrenamiento".

Sobre sus aspiraciones de récord

La inevitable pregunta planteada a Yego, como se ha formulado a todos los grandes campeones a lo largo de esta década, es la siguiente: "¿Puedes superar la plusmarca mundial de Wilson Kipketer de 1:41.11?".

Yego fue suficientemente honesto para atletismo que el danés de origen keniano está lejos de su horizonte en este momento.

"Ir a por el récord del mundo no es cosa fácil. Pienso que Wilson Kipketer estuvo cerca de esa marca muchas veces antes de conseguirla. Sólo pienso en bajar mi marca en este momento, ese récord no está en mis planes ahora.

"Sé que tengo un buen final de carrera y esto es bueno para mi en los Campeonatos pero también quiero mejorar mi resistencia a la velocidad, esto marcaría la diferencia entre lo que estoy haciendo ahora y lograr tiempos en torno a 1:42. Si consigo hacer el récord africano (que permanece en 1:42.28 que lograra Sammy Kosgei en 1984) entonces empezaré a pensar en el récord del mundo pero no hasta ese momento.

"He visto varias veces el vídeo de Wilson corriendo en 1:41.11 y me pregunto como lo hizo y todavía me sigue pareciendo que lo consiguió de forma calmada y sin problemas.

"Lo divertido es que nunca lo he hablado con él, incluso ya que él tiene familia en mi región alrededor de Eldoret (Yego nació en un pequeño pueblo alrededor de la ciudad), aparte de haberle visto en una reunión brevemente hace dos años. Pero él tenía prisa y por tanto nunca he tenido oportunidad de hablar con él sobre como pudo conseguir ese récord y correr tan rápido", reflexionó Yego.

Phil Minshull para la IAAF